Crème brûlée


La crème brûlée es un postre de origen francés muy cremoso que se cubre con una capa crujiente de caramelo en su superficie. Por lo general se sirve en porciones individuales y puede comerse tibio o frío. Es un postre muy sabroso que puede complementarse con el sabor y el colorido de las frutas que más te gustan. Acompañalo con un café en la merienda o convertilo en el broche de oro de una rica comida.

 

Ingredientes

  • 7 yemas
  • 150 g de azúcar
  • 3 chauchas de vainilla
  • 800 cc de crema de leche
  • 200 cc de leche

Preparación

Batir las yemas con el azúcar y agregar las chauchas de vainilla (antes, deberán partir las chauchas y retirarles todas las semillas).

Añadir el resto de la crema de leche. Mezclar muy bien todos los ingredientes y dejar reposar una hora.

Una vez pasado el tiempo, retirar la espuma que seguramente se formó en la superficie y colocar la crema en los recipientes individuales en donde vaya a servirla.

Llevar los recipientes a horno a temperatura muy baja hasta que la crema tome una consistencia similar ala del flan.

Puede servir la crème brûlée tibia o fría. Si van a servirla fría, luego de retirarla del horno coloquen las fuentes en la heladera un par de horas, luego espolvoreen con azúcar impalpable y gratinen la superficie con el soplete, para que se forme la clásica capa de azúcar crujiente.

Recetas express:

Enviar Comentario