Cómo cortar distintos quesos para una tabla


En esta ocasión cocineronline te enseña todos los secretos para que aprendas a cortar las distintas variedades de queso y puedas lucirte con una rica tabla de quesos bien presentada. Para empezar, es necesario que sepas que conviene variar las formas de corte de acuerdo con el tipo de queso, para que la presentación no resulte monótona.

Quesos tipo pategrás, Mar del Plata, gouda, holando o talhuet

Quitar la cáscara y cortar en cuñas o triángulos. Dividir cada triángulo en tajadas y cada tajada en 2 o 3 partes, según el tamaño de la horma. Son aptos para congelar.

Queso tipo barra, gruyére, emmental o fontina

Cortar en rectángulos o cuadrados. Se puede congelar.

Quesos duros tipo provolone, sardo o reggianito

Si la textura lo permite, cortar en forma de trapecios o rectángulos. Si se desgranan, dividir en cubos.

Roquefort u otros quesos azules

Tienen que estar bien fríos para poder cortarlos, porque suelen desmenuzarse. Esto depende de las marcas, partidas y maduración.

Cortarlos en forma triangular, o en cubos, si se desgranan. Se congelan sin inconvenientes.

Romadur

Dividirlo en finas tajadas rectangulares, siguiendo la forma prismática y dejando la cáscara. Cortarlo cuando esté bien frío, para facilitar la tarea. Si es un poco blando y se adhiere al cuchillo, humedecer levemente éste con agua, para que el filo y la hoja se deslicen mejor.

Brie

Cortarlo bien frío. Dividirlo en porciones siguiendo su forma triangular, sin quitarle la cáscara.

Es preferible trozarlo justo antes de servir, porque se ablanda con rapidez. Dejar espacio en la tabla, bandeja o fuente para incorporarlo a último momento. Cuando los invitados lo degusten habrá alcanzado la temperatura adecuada.

Camembert o camenfort

El camenfort es una combinación del camember con el roquefort. No quitar la cáscara. Cortar en sección de cuña, para obtener pequeñas porciones triangulares (hacer primero un corte en cruz y luego dividir cada sector en 3 partes).

Dejar lugar en la tabla y ubicarlo a último momento, juntando las porciones como si es quesito estuviera entero.

Armado y otros detalles

Es aconsejable armar la tabla o fuente con los quesos bien fríos y combinando texturas y colores. Para que no se sequen cubrir con un film y dejar que tomen temperatura ambiente antes de degustarlos.

Incluir un mínimo de 5 variedades y un máximo de 8.

Calcular de 150 a 200 g por persona si se sirven únicamente quesos. Si se acompaña con otros bocados y fiambres, calcular aproximadamente 100 g o menos.

Algunos quesos que no tienen “ojos” pueden cortarse con cortapastas redondo o en forma de flor, para variar la presentación.

Aprovechar los recortes para empanaditas o trufas.

Recetas express:

Enviar Comentario